NOTICIAS

Solo un 5% de los chilenos milita en un partido político (El Martutino, Chile)

Según los datos de Censo 2012 Chile posee 16.572.475 habitantes, pero sólo un 5,1% de ellos – 850.911 personas -  milita en alguno de ellos, situación que no ha variado significativamente en los últimos años, puesto que entre el 2010 y el 2012 el crecimiento de los partidos fue marginal, registrando un 1,27% de incremento, lo que habla de un estancamiento en la adhesión ciudadana a estas instituciones.

Según la directora de ONG Activa, Gloria Requena, “uno de los factores principales del distanciamiento de la ciudadanía con los partidos es la falta de identificación de la clase política con las demandas ciudadanas, lo que se traduce finalmente en su baja adhesión”.

Según el estudio los partidos que concentran la mayor cantidad de los militantes son la DC (113.196), el PS (109.612), RN (96.684), PPD (96.428), P. Humanista (84.132), PRSD (83.373), UDI (76.819), PC (46.905), PRI (41.098), MAS (38.112), PRO (33.044).

Para Christian Vittori, alcalde electo de Maipú, “la baja representatividad de los partidos tiene incidencia directa en el incremento de las movilizaciones en el país, pues la ciudadanía no se siente representada o interpretada por la clase política, situación que está afectando la cohesión social.”

 

Más mujeres, pero menos poder

Las mujeres representan en 11 de los 16 padrones electorales revisados el fuerte de la base militante, con excepción de los partidos DC, PS, PPD, PC y el partido Humanista, pese a lo anterior, su nivel de representatividad al interior de las instancias tanto partidarias como de elección no supera el 13%, cifra inferior al promedio latinoamericano que llega a un 23%. En cuanto a la participación de mujeres en el Congreso Nacional, esta es aún más baja – 12,6% - estando muy alejada del promedio latinoamericano que es de 20% y del promedio mundial que es del 16%.

Las mujeres son quienes más se comprometen en términos de adhesión con el trabajo político partidario, pero sin embargo no son incorporadas en igual medida en las instancias de decisión. Al observar la composición de las instancias directivas de todos los conglomerados, se observa que mayoritariamente las mujeres se ubican en cargos menores o circunscritos a temáticas específicas de género bajo la figura de direcciones, vicepresidencias o secretarias de la mujer, lo que dificulta avanzar en otras áreas de resolución política con una mirada más integradora.

Para Requena “las cifran deben llamar a los partidos a reflexionar sobre la necesidad de profundizar las reformas políticas no sólo a través de una ley de cuotas, sino también en la forma en que se ejerce la democracia interna.”

Los partidos que tienen la más alta proporción de militantes mujeres son 1° Ecologista Verde (63,0%),  2° Ecologista Verde del Norte (61,6%), 3° UDI (59,6%), 4° MAS (56,2%), 5°  Fuerza del Norte con un (56,0%), 6° PRI (55,2%), 7° Igualdad (55,0%), 8° PRO (54,9%), 9° IC (54,4%) y 10° RN (53,1%)

 

Discursos para jóvenes pero sin jóvenes:

Respecto a la participación de jóvenes en los partidos, ésta es casi inexistente, especialmente en el segmento 18-19 y 20-29 años; lo que se traduce en la ausencia de propuestas para estos segmentos al interior de los partidos dado que no conforman su base interna de elección, aunque resulten serlo en los mecanismos de elección directa y ciudadana.

En la mayoría de los partidos el grueso de la base electoral está  dado por los segmentos adulto y adulto mayor, contrariamente a la forma en que se organizan los partidos, en que abundan las secretarias, direcciones o vicepresidencias juveniles, pese a la escasa militancia que poseen,  pero no se observa que existan sus equivalentes por ejemplo, para adultos mayores. En la mayoría de los reglamentos de elecciones juveniles se observa una extensión del rango etario considerado como joven, el cual las más de las veces incluye el segmento adulto joven dentro del rango, lo que distorsiona la percepción respecto a su real base juvenil.

 

Las reformas necesarias

Para Vittori, “avanzar en las reformas estructurales al sistema político es una necesidad urgente. Es necesario hacer el cambio al sistema binominal, aumentar los cargos de elección directa y aprobar una ley de cuotas que garantice una igual participación de hombres y mujeres en la política. Requena agregó que “un ejemplo claro de la falta de compresión de la clase política de la gravedad del fenómeno es la dilatación de la elección directa de Consejeros Regionales, la cual pese a que se aprobó la reforma constitucional que lo hace posible, sigue en el congreso sin darle curso.” 

 

Descargables

infografias_partidos_politicos_ong_activa.pdf

 

[...] Leer más

Por Corresponsal El Martutino

Publicado el 26 de noviembre de 2012

Bookmark and Share