NOTICIAS

Secretaría de Seguridad: Paso de droga se redujo en 30 por ciento (La Tribuna, Honduras)

Honduras está dejando de ser un “paraíso” para los carteles de la droga, según cifras oficiales de la Secretaría de Seguridad, que revelan que la estrategia de los escudos aéreo, marítimo y terrestre permitió el año anterior reducir en un 30 por ciento el paso de la droga de América del Sur hacia Estados Unidos.

El informe del 2013 de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) de la ONU, señala que el 90 por ciento de la droga que se produce en Colombia transita por Centroamérica y México antes de llegar a Norteamérica y Honduras, por su ubicación geográfica, es el lugar perfecto para el transbordo.

Debido a que el trasiego de sustancias prohibidas está ligado estrechamente con la violencia, Honduras decidió instaurar tres escudos: el marítimo, con mayor presencia en el litoral caribeño, donde se cuenta con cooperación de Estados Unidos; el terrestre y aéreo que este año se fortalecerá con un tercer radar de alto alcance para detectar aeronaves sospechosas.

A inicios del año anterior, el Departamento de Estado de Estados Unidos informó que el 79 por ciento de los vuelos cargados con drogas pasaba por Honduras, utilizando avionetas en vuelos cortos entre Colombia, Panamá, Nicaragua y La Mosquitia hondureña, en el pantanoso departamento de Gracias a Dios, pero ahora están empleando más el transporte acuático y terrestre.

El ministro de Seguridad, Julia Pacheco, confirmó a LA TRIBUNA, que “según expertos solo el año pasado se redujo el paso de la droga en un 30 por ciento, es decir que un 50 ó 60 por ciento está pasando todavía”.

Para el experimentado general retirado y exjefe de la Dirección Nacional de Investigación e Inteligencia (DNII), controlar el tráfico de droga es difícil, porque los carteles cuentan con millonarios recursos para realizar esa labor ilícita, al punto que los Estados se vuelven importantes para combatirlos.

CONTROL

Una de las formas de hacerles frente es tomar el control del territorio nacional con presencia de la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas (FF AA). “Nos estamos asegurando que no sea como hace dos años que habían zonas donde el Estado no tenía presencia”, apuntó.

Indicó que el narcotráfico aéreo se está registrando, pero con baja incidencia, de forma que los traficantes están utilizando más el transporte marítimo y terrestre, en especial las aduanas o puertos y “puntos ciegos” entre las fronteras de Nicaragua y Guatemala.

Tinoco Pacheco informó que, según los expertos de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA), los traficantes de drogas que utilizaban Honduras para trasegar las sustancias ilícitas han cambiado de rutas, porque antes se iban más por el Caribe y ahora utilizan el Pacífico, porque en esa zona hay menos presencia de las autoridades.

Al consultarle si con la captura del clan de los Valle y de Arnoldo “El Negro” Lobo y otros extraditables se debilitaron estas estructuras criminales que operan en Honduras, aseguró que “ahí hay caras visibles, pero hay otras que son desconocidas y a esas hay que ponerles atención, porque son las que están sustituyendo a los que ya están identificados”.

Afirmó que los órganos de investigación e inteligencia del Estado están trabajando en identificar a los líderes de estas estructuras criminales, porque existen más peticiones de Estados Unidos, ya que la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y la Secretaría de Relaciones Exteriores tienen listas de más extraditables.

FUERTES CONTINGENTES

Las FF AA mantienen una fuerte presencia en los diferentes escudos. Para el caso, en tierra cuenta con un batallón de 600 hombres, se dispone de corbetas de la Fuerza Naval en las costas y aviones por parte de la Fuerza Aérea Hondureña (FAH) para aplicar la Ley de Exclusión del Espacio Aéreo.

El vocero de las FF AA, coronel José Antonio Sánchez, detalló que el año pasado se destruyeron seis laboratorios, donde se elaboraba cocaína, igual sucedió con unas 50 pistas clandestinas de aterrizaje, evitando que ingresen avionetas al país. “El que se atreve se queda aquí capturado, porque está siendo vigilado”, advirtió.

El año pasado, las FF AA solo en tierra decomisaron más de 7,000 kilos de cocaína y más de 6,000 kilos en altamar, pero se ha incrementado el trasiego y uso de marihuana, porque se han incautado 1,700 libras y se destruyeron más de 21,200 plantas.

También se decomisaron cerca de 6,000 carrucos de marihuana, que generalmente se vende en los centros de diversión y de estudios, más de 2,000 piedras de “crack” y unos 700 kilos de pasta de cocaína.

Sánchez afirmó que el paso de drogas se ha reducido por el país, pero no se ha erradicado, porque mientras haya consumidores, los productores no dejarán de operar para mandarla a los mercados más grandes del mundo que son Estados Unidos y Europa, en especial para la cocaína.

La guerra contra los carteles deja consecuencias -dijo el coronel- porque antes de que se emprendieran las operaciones, los criminales estaban felices, pero ahora que los espacios se les han reducido han formado una guerra entre bandas, como sucedió en México y Colombia, dejando una estela de muertes y familias desprotegidas

Leer más

Bookmark and Share