Blogs

PLATAFORMA PARA LA UNIDAD DE LOS ODONTOLOGOS PERUANOS

A TODOS LOS CIRUJANOS-DENTISTAS DEL PERU: PLATAFORMA DE UNIDAD PARA EL DESARROLLO DE LA ODONTOLOGÍA PERUANA

Estimados colegas cirujanos dentistas nos dirigimos a ustedes a fin de expresar los siguientes puntos de vista en relación a la situación actual y la perspectiva de la odontología; y de la necesidad de plantear una plataforma para la unidad y el cambio de nuestra profesión en bien de la salud bucal del Perú.

1. LA SALUD BUCAL EN CRISIS

Pobreza y exclusión producen mayor enfermedad bucal El mundo vive profundas reformas de salud. Es una época de nuevos estándares en la producción de servicios, competitividad en costos y calidad, comunidad informática, tecnologías en renovación constante, que han cambiado y promovido nuevos paradigmas en salud, promoción y prevención en salud, así como de educación sanitaria. Las enfermedades de la boca ocupan el primer orden de enfermedades que afectan la calidad de vida de la población, ante ello la Organización Mundial de la Salud (OMS), la OPS, y la Federación Dental Internacional (FDI), se han propuesto reducir el impacto de enfermedades de origen oral y craneofacial a fin de avanzar en los retos de la salud, y el desarrollo psico social; haciendo énfasis en promover la salud oral, y reducir la enfermedad bucal entre las poblaciones con la mayor epidemiología oral, entre otros objetivos. Se puede deducir entonces que a nivel internacional hay un reconocimiento de que las enfermedades bucales requieren intervenciones de salud integral, así como su participación en la promoción de la salud, y la prevención de la enfermedad. Para e Perú y América Latina se presentan retos para bajar la alta prevalencia de patologías buco-dentales; agravadas frente a la deficiencia de cobertura de los servicios públicos odontológicos. En ese marco la situación de la salud bucal en el mundo, en países como el nuestro, de pobreza económica social y cultural que es excluyente, se hace alarmante: el poco acceso a la atención a la salud bucal oportuna, a la falta de mayor inversión en salud bucal como política de estado en todos sus niveles, y el evidente abandono institucional para desarrollar una verdadera reforma de la salud, en donde la odontología responda a la demanda nacional de más salud bucal y de verdaderas políticas publicas de promoción de la salud bucal. En el Perú los índices epidemiológicos de patologías bucales no están lejos de los indicadores latinoamericanos; es más, éstos se agravan frente a la desidia gubernamental por la falta de inversión en infraestructura, inadecuada formación y distribución de los recursos humanos; y las franjas de población excluidos, en extrema pobreza, cuyos índices de caries y otras patologías orales, están por encima del 85%, sobre todo en la sierra y la selva peruana. Las enfermedades bucales son de primer orden, constituyen un grave problema de Salud Pública, por lo que es necesario un abordaje integral del problema, aplicando medidas eficaces de promoción y prevención de la salud bucal, contribuyendo así en la inclusión social desde la odontología peruana. Inadecuada oferta odontológica en los servicios públicos Alrededor del 60 % de la población acude a los servicios odontológicos que ofrece el Ministerio de Salud, que cuenta con 1,800 odontólogos, con un promedio de salario mensual de 1,200.00 nuevos soles, lo que hace insuficiente la oferta sobre la demanda, generando insatisfacción entre los odontólogos y la población que no puede acceder a tratamientos adecuados, porque los procedimientos que se realizan en los establecimientos públicos son con mayor frecuencia las extracciones dentales, y obturaciones simples. La alta demanda de servicios por las necesidades de servicios odontológicos sea considerable en todos los grupos etéreos; demandando a los pocos recursos humanos mayores insumos e infraestructura. Una muestra de esto es que de los casi 7,000 establecimientos del Ministerio de Salud, sólo el 20% de estos establecimientos cuentan con servicios odontológicos, además de que las restauraciones realizadas solo cubre aproximadamente el 5% de la población entre 10 a 14 años y a esto se sumado el hecho de que la principal actividad odontológica, la exodoncia, es de tipo mutiladora. De otro lado, la mayoría de las intervenciones odontológicas se dan para reparar el daño ya sufrido, en los dientes, en donde se hace necesario tratamiento especializado como endodoncias y restauración, que en pocos establecimientos se realizan por iniciativa del profesional odontólogo Esta critica situación se profundiza debido a que los bajos niveles de ingreso de las grandes mayorías, que impide atender sus necesidades de salud bucal, por los altos costos de los servicios odontológicos en la práctica privada, y que producen retracción de la demanda, aunada a las condiciones geográficas y culturales, y deficiente estado nutricional, y falta de saneamiento ambiental para adecuados estilos saludables de vida, propicia el incremento de enfermedades bucales y sistémicas, provocando alteraciones en la capacidad de trabajar y relacionarse socialmente. Insuficientes programas de prevención El MINSA, ESSALUD y entidades públicas y privadas no han logrado desarrollar la cultura de la promoción y prevención en salud bucal. Durante años la empresa privada y el COP, por ejemplo, han producido campañas que han contribuido en la cultura que exhibe Lima y algunas ciudades de la costa, pero son solo dirigidas a los dientes, en el esquema de atención de patologías y no de manera integral como hoy se propone en el concepto de salud. La salud bucal se atiende sin estar articulada a un modelo de atención basada en familia y comunidad, lo que genera fragilidad, pues sus objetivos causan poco impacto, porque no han contribuido a transformar los indicadores de salud bucal en el país. Política de recursos humanos odontológicos en desorden La ubicación de odontólogos en el Perú, según las estadísticas del Colegio Odontológico del Perú, es la siguiente: Costa 90&, Sierra 7% y Selva 3%. Esta situación hace que exista una mala distribución de odontólogos. Para 30´000,000 de habitantes es deficitaria la relación de odontólogo por habitante; además no es uniforme según región. Aproximadamente, por ejemplo, en Lima la relación es de 1:800, ICA de 1:600, mientras que en Ayacucho es de 1:19,500, Pasco 1:15,000. El déficit de cirujanos dentistas en la red publica nacional es de alrededor de 10,000 odontólogos. No solo el 90% de odontólogos trabaja en la Costa (en grandes urbes: Lima, Arequipa, ICA, Trujillo) sino que en este ámbito regional se ubican la mayoría de universidades con Facultades de Odontología (75% de la generación de nuevos odontólogos), que tugurizan los mismos espacios, en sobre oferta de servicios, sobre todo en Lima Metropolitana, y lo mas grave ofreciendo contenidos curriculares fuera de contexto, y como resultado CD faltos de capacidades para abordar los nuevos retos del perfil profesional en siglo XXI

2. LA PRÁCTICA PROFESIONAL DE LOS ODONTÓLOGOS EN EL NUEVO MERCADO DE LA SALUD.

En el Perú de hoy, solo el 10% de odontólogos ejerce en los servicios públicos (MINSA, EsSalud, FFAA, FFPP), mientras que el 90% realiza práctica privada, sin mayor protección de seguridad social y fondo de jubilación, a pesar del FOPRODON, del colegio profesional (COP). Para quienes laboran bajo contrato en la red pública (MINSA), existe la misma situación, solo salario, sin protección en los llamados contratos por Servicios no personales y/o los llamados CAS. Sin embargo, todos, o el 95% realiza práctica privada en diferentes formas, pero principalmente individual, en el esquema de profesión liberal; que el mercado globalizado de la salud ha puesto en cuestión, por las características de la demanda en salud, y los procesos de reordenamiento estatal y privado. Tanto en los servicios públicos, como privados, existe un promedio de ocupación del 50% de la capacidad instalada, debido a la poca capacidad económica de la población, y la falta de aseguramiento en el primer nivel de atención. Encuestas realizadas a los cirujanos dentistas indican enorme insatisfacción por los ingresos, para el 85% se solo regular, es decir la gran mayoría de cirujanos-dentistas esta insatisfecho con sus ingresos. La inversión que en promedio se realiza para instalarse es en promedio de S/. 14,000 nuevos soles a S/. 300,000 nuevos soles. Esto no reporta retornos rápidos, lo que hace que la calidad de vida del odontólogo alcance lo “regular” luego de 10 años, ubicándolo mayoritariamente como clase media.

3.- REFORMAR LA ODONTOLOGÍA PARA ENFRENTAR EL TERCER MILENIO

Es evidente que vivimos una nueva época, con estándares de calidad empresarial en la producción de servicios, investigación y uso de información para la competitividad, desarrollo de políticas de costos y calidad, comunidad informática, tecnologías en renovación constante, y sobretodo nuevos paradigmas, frente a ello el cirujano – dentista, debe revisar y renovar los conceptos de salud y de práctica profesional, ante un nuevo tipo de Estado y de mercado, así como entender a la nueva sociedad que emerge ante sus ojos. Es necesario modificar la lectura social sobre los principales problemas cruciales, saber relacionar la llamada “competencia” desleal de los empíricos; el exceso de nuevos profesionales, con el proceso de reformas en curso. Evitando que la odontología se sigua mirando, a sí misma, como si nada cambiara. Debe adecuar la gestión odontológica a la revolución tecnológica, que no solo ha traído mayor informática; ha trastocado las bases éticas de las ciencias de la salud, Debe integrarse al proceso de Reforma Descentralizada del Sector Salud, que generar nuevos espacios para el desarrollo de la salud integral y bucal. La velocidad de los cambios, no ha sido atendida por las autoridades universitarias y las dirigencia de los Cirujanos Dentistas, existe un marcado desfase entre los planes de estudio y las nuevas percepciones de salud, y práctica del Cirujano-Dentista en el desarrollo del nuevo mercado de la salud. Es imposible que en la era de la globalización económica se siga con planes de estudio que no incorporen los rápidos cambios en las metodologías de la enseñanza, para formar profesionales integrales. Renovar los planes de estudio con los conceptos de salud y mercado de trabajo de la época post-moderna. Se requiere incorporar los conceptos de salud bucal como parte de la salud integral. Incorporar la nueva práctica social de la salud. El Colegio Odontológico del Perú debe transformarse para desarrollar una práctica privada articulada en Redes o Corporaciones de carácter empresarial. Desarrollar la cultura y organización empresarial. El problema de la odontología peruana, es la preponderancia técnica frente a los temas políticos, que le hace perder la perspectiva de cómo enfrentar el reto de la innovación en la salud y el mercado de trabajo. Es un reto impostergable asumir una nueva cultura de tipo empresarial, que erradique las actuales formas simples de liberalismo, que son en el fondo mercantilismo puro, en la vida profesional y personal. En la unidad, la concertación, y la vocación por hacer grande a la odontología se debe fomentar un nuevo pacto entre todas las generaciones de cirujanos dentistas, y plasmar una Plataforma de Unidad para el Desarrollo de la Odontología, y en ese camino aportar, como siempre, para un nuevo Perú, justo, solidario y sonriente.

4. PLATAFORMA DE UNIDAD DE LA ODONTOLOGIA PERUANA Frente a la crisis de la salud bucal, el abandono por parte del Estado de las políticas de salud bucal, el desorden del mercado de trabajo en odontología, y los retos frente al siglo XXI proponemos:

1.Contribuir a reorientar los modelos de atención de los servicios odontológicos en todo el país, de acuerdo a las características de cada región, en el marco de una reforma de salud que atienda el acceso universal de salud, un Plan de Salud que contenga planes de tratamiento odontológico general y por especialidades

2.Desarrollar un plan empresarial para que los CD puedan constituir en el marco del nuevo proceso de financiamiento IPREES que compitan y obtengan acreditación para contratar en asocio público-privado

3.Financiamiento público para el residentando odontológico

4.Luchar por reorientar la inversión publica hacia la salud bucal.

5.Proponer la ley de la Carrera Publica en Odontología, en el marco de la reforma del trabajo en el Estado

6.Desarrollar las alianzas públicas y privadas a todo nivel, en las regiones, provincias y distritos del país para el desarrollo empresarial de los cirujanos-dentistas.

7.Reformar el COP como corporación empresarial, para el bienestar, la unión y el desarrollo de los Cirujanos-Dentistas

Dr. CESAR TORRES NONAJULCA COP N° 5268 LIMA-PERU

Bookmark and Share