Blogs

LA NUEVA CULTURA DE LA CLASE MEDIA DEL PERU EN EL SIGLO XXI

En los ultimos años en el caso del país ha crecido sin dudar la clase media, se ha reconfigurado lo social y la cultura, de hecho esto tiene serias repercusiones en la politica. De acuerdo a los informes económicos, se ha fortalecido y desarrollado la clase media, o clase intermedia en el Perú , es  casi el   70 % de la población, según las estadísticas, a pesar de que la mayoría tiene un sueldo promedio de S/.750 a  S/. 900 nuevos soles, el mas bajo de Suramerica.

Esta clase media, ha crecido que en las calles y avenidas se observan diversas expresiones de su crecimiento social. En las puertas de las casas se observa hoy sino un auto del año, una ostentosa camioneta 4x4; amén de que la nueva clase media usa dos, tres, cinco celulares de utlima generacion, o ropa y relojes de marca, comprados en los grandes centros comerciales que han crecido por la demanda, y que hoy se levantan, entre otros lugares, como en la Panamericana Norte y en las principales ciudades de la costa peruana. Ellos viajan y se mueven por el país o el extranjero, asumiendo muchas conductas que observan y se las apropian, exhibiéndolas cuando regresan al barrio.

Sienten y viven en la mayoría de los casos el ascenso social, que les permite todo tipo de actos porque ostentan, a diferencia de otros tiempos sus tarjetas de crédito, dinero plástico para su consumo como modernos o sofisticados, en la clasificación que hace R. Arellano. Hemos pasado de la “cultura chicha o cultura combi” a la  “cultura del emprendedor”. Visibles en las diversas actividades o locales de diversión social y familiar. Prepotentes, en muchos de los casos con armas de fuego, o rodeados de “chalecos”. Leen los periódicos de noticia farandulera, pero opinan de todo; los ven aparecer y la gente sabe que son los nuevos emprendedores por el ruido de su música; su comportamiento de panaca delictiva.

Sí, son los emergentes, la nueva clase media o intermedia, que llaman los sociólogos y economistas, que han acumulado dinero por diversos negocios; con un proceso cultural distinto al emigrante o el obrero que llego hace más de 50 años a los cerros y calles de la ciudad. Es clave anotar que la nueva clase, en los distritos populosos tiene, según los entendidos, tres tipos de economía: la formal, la informal y la que proviene del hampa o delictiva. Tienen tiendas, puestos en los mercados, flota de autos, talleres mecánicos o de venta de celulares, flota de moto taxis, y asumen conductas familiares que llenan chifas y multicines durante la semana, atiborrando los grandes centros comerciales.

Este nuevo limeño es muchas veces anómico, no paga tributos o coímea, y conchudo reclama por obras, seguridad y ornato. Camina sin problemas por donde antes no entraban sus antepasados mígrantes u obreros, todo lo compran. Pero es necesario anotar el proceso cultural que se ha iniciado, porque servirá para entender a la nueva Lima, al nuevo Perú del siglo XXI. En los grandes comercios, o restaurantes, en las calles o festividades, esta nueva clase discurre entre ofertas que debemos saber cohesionar, con políticas que permitan no solo más negocios regionales o transnacionales, sino arraigar conciencia cívica  y ciudadana. Inclusión cultural a fin de poder perfilar el futuro.

Inclusión cultural a fin de poder resolver los grandes desafíos por hacer que exista una ciudad con claros procesos de implementar derechos humanos para todos, equidad de género como una bandera de desarrollo social, y fundamentalmente la puesta en marcha de procesos de interculturalidad a todo nivel.

Una nueva clase media no necesariamente ha resuelto el tema social y cultural de integración, por el contrario, como todo proceso social tiene diversos matices, y es en este momento donde se han hecho visible la insurgencia de comportamientos y actitudes que deben servir para construir un nuevo país. 

En pleno proceso de elecciones municipales y en las proximas nacionales del 2016, no se sienten representados ni en la ideologia ni en el programa politico; por eso estamos todos invitados a generar el análisis de la nueva cultura de los emergentes emprendedores y proponer un programa nacional con políticas publicas que permita fortalecer y desarrollar la identidad de los peruanos del siglo XXI; cerrando un ciclo y abriendo otro de cara a un mundo nuevo, desafío urgente, si pronto cumpliremos 200 años como República.

 

Bookmark and Share