NOTICIAS

Honduras con el segundo peor nivel de productividad en CA

Desde 2001 hasta 2013, los hondureños aumentaron solamente ocho por ciento (276 dólares) la tasa promedio de productividad anual, al pasar de 3,420 dólares al año (en 2001) a 3,696 en 2013. Honduras es uno de los países de Centroamérica con los menores niveles de productividad laboral, superando únicamente a Nicaragua.Así lo evidencia el informe Estado de la Región denominado “Centroamérica, estadísticas 2014”, donde Panamá se posiciona como la nación donde sus ciudadanos generan la mayor cantidad de recursos de manera individual.Este documento afirma que los hondureños generaron apenas 3,696 dólares durante todo el 2013, casi cuatro veces menos de lo que alcanzaron los panameños, que ocupan el primer lugar de este ranking de productividad.

En esta investigación se hace una distinción de tres bloques dentro del istmo, de acuerdo a esta productividad laboral.El primer bloque lo conforman Panamá y Costa Rica, que son denominados como “los más productivos”.Cada persona ocupada en Panamá generó en promedio 18,413 dólares al año, mientras que los ticos alcanzaron una cifra de 14,056 dólares.El segundo bloque lo conforman El Salvador y Guatemala, catalogados como “países con nivel intermedio”.Los salvadoreños ocupados generaron 7,391 mientras que los guatemaltecos no superaron los 6,334 dólares.

En el último y nada apreciable bloque, se ubicaron Honduras y Nicaragua que se les llamó “los menos productivos de la región”.En síntesis, los catrachos ocupados lograron producir el equivalente a 3,696, unos 79,833 lempiras al cambio actual, mientras que los “nicas” se posicionaron el último lugar con 2,802 dólares por ocupado.Los hondureños produjeron casi cuatro veces menos que los panameños, tres veces menos que los ticos, casi dos veces menos que los salvadoreños, cerca del 50 por ciento menos que los guatemaltecos y unos 850 dólares más que los nicaragüenses.

En ese sentido, los extremos, es decir el que ocupó el primero y último lugar, evidencian una gran brecha, pues en Panamá la eficiencia es cerca de seis veces mayor que la de Nicaragua.Afectación de varios añosEn el criterio de algunos especialistas financieros, esta posición de Honduras se puede explicar por diversos factores y hechos, locales e internacionales, ocurridos en los últimos seis años.Uno de ellos es la crisis económica de 2008 en Estados Unidos, que si bien es cierto afectó a la mayoría de los países de la región, la realidad es que Honduras es la nación que más depende del comercio con ese país.Sumado a eso se destaca la crisis política que golpeó a Honduras desde junio de 2009, provocada por el expresidente Manuel Zelaya Rosales, continuó con su derrocamiento y siguió con el desconocimiento del país en la comunidad internacional.

Ese fenómeno frenó la inversión extranjera y debilitó la seguridad jurídica, teniendo un impacto negativo en la imagen de país.Adicionalmente Honduras arrastra, desde 2007, la falta de la firma de una Carta de Intenciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) que también afectó la estabilidad macroeconómica y por tanto la productividad de la nación.Han sido varios años de padecimiento, pero se espera que ahora, con la firma de la Carta de Intenciones con FMI a mediados de diciembre, la situación sea más favorable, analizó Santiago Herrera, gerente del Centro de Investigaciones Económicas y Sociales del Cohep.

Entre el 2000 y 2013 la región aumentó en promedio un 25 por ciento su productividad laboral.Pero Honduras estuvo por debajo de ese promedio. Incluso casi quedó “tablas” si se compara 2013 con el año 2001.En 2001 el país registró una productividad de 3,420 dólares por ocupado, es decir que en 12 años apenas se creció en 276 dólares, que en términos porcentuales equivale a ocho por ciento en 12 años, o sea menos del uno por ciento anual.En Panamá fue donde más creció en ese período (48.5 por ciento).

En contraste, en Nicaragua el cambio fue negativo (-6,3 por ciento).Vientos de cambioHonduras espera revertir ese poco y casi nulo aumento de la productividad anual, al menos eso es lo que se han propuesto las autoridades de la administración gubernamental.Alden Rivera, ministro sectorial de Inversiones, explicó que el programa “Todos para una vida mejor” tiene tres propósitos fundamentales: recuperar la paz y la tranquilidad de la familia hondureña, generación de empleo y dinamización de los sectores productivos y el desarrollo competitivo del país.Rivera detalló que hay dos puntos principales que ocupan la agenda del presidente: el primero es la generación de empleo y el segundo es de llevar a Honduras al alcance pleno de todas sus potencialidades y eso implica ser más productivo y más competitivo.

leer más
Bookmark and Share